≡ Menu




Aprenda todo sobre la sal de Ajo

La sal de ajo se ha convertido en una de las mejores opciones para pacientes que sufre de hipertensión, además que se considera como una especia con altísimas propiedades nutricionales y múltiples beneficios para el organismo. En el siguiente artículo estaremos conociendo más sobe la sal de ajo, sus beneficios, propiedades y cómo puede ayudarte a tener una mejor salud sin dejar a un lado la sal.

sal de ajo

Sal de ajo

En nuestro artículo de hoy estaremos conociendo un poco más sobre una de las preparaciones más usadas y beneficiosas de los últimos tiempos: La sal de ajo, una sal condimentada usada como especia y que representa un excelente sustituto del ajo fresco. Este tipo de producto es el resultado final de la mezcla entre ajo seco molido y sal de mesa con un humectante. La sal de ajo posee extraordinarias propiedades nutritivas y múltiples beneficios de los cuales hablaremos más adelante.

sal-de-ajo-1

Entre las principales características que podemos destacar de la sal de ajo es su inigualable mezcla entre dos ingredientes de altísima necesitad en el organismo: El ajo seco molido y la sal de mesa con un humectante. También podemos encontrar la sal de ajo en su presentación básica, que se prepara combinando tres partes de sal y una parte de ajo en polvo.

En la mayoría de los casos la sal de ajo actúa como un sustituto del ajo fresco, sin embargo, no debería confundirse con el ajo picado, el granulado o el polvo, que consiste solo en ajo seco molido y también se utiliza como especia. Está considerada como una excelente fuente nutricional, ya que, aporta vitaminas B y C, además de ser rica en calcio, azufre, zinc, cobre, potasio y ácido fosfórico.

En la actualidad es común encontrar diferentes tipos de ajo en el mercado, entre ellos, la sal de Epsom, sal de Humalaya y también la beneficiosa sal de ajo. Ésta última no es una forma química de la sal diferente al cloruro de sodio, sino más bien es el resultado final de una excelente combinación entre la sal común y el ajo que habitualmente usamos en la cocina.

La sal de ajo por lo general tiene un fin y uso principalmente para la cocina, es decir, que la mayoría de las personas en el mundo suelen emplearla para realizar diferentes preparaciones culinarias, de hecho, es una de las más preferidas por cocineros, chef y amas de casa quienes la usan como un condimento especial para los diferentes alimentos.

Entonces podemos decir que la sal ajo con es más que un tipo de sal que está previamente condimentada y que la misma se utiliza como un aderezo para los alimentos. Este tipo de especia se crea tras la mezcla entre ajo molido y sal de mesa seca y agregándole algún elemento químico antiaglomerante, entre ellos por ejemplo el silicato de calcio. Ahora bien en la próxima parte del artículo estaremos conociendo más sobre sus beneficios y algunas de sus principales propiedades nutricionales. (Ver artículo: La pimienta negra)

Beneficios

En primer lugar podemos decir que la sal de ajo puede contener los mismos beneficios y propiedades nutricionales que podemos encontrar en el consumo de la sal de cloruro convencional, sin embargo, al unirse con el ajo molido, ofrece una serie de beneficios interesantes para el organismo. La sal puede ser ideal para mantener unos niveles esenciales de electrolitos en el cuerpo, así mismo sirve para mejorar la digestión en cuanto a la absorción de nutrientes esenciales tales como el calcio y zinc.

sal-de-ajo-2

La sal es una de las sustancias que puede aportarnos excelentes beneficios al organismo, pero cuando la combinamos con el ajo también se puede obtener otro tipo de beneficios y ventajas en el cuerpo humano los cuales estaremos repasando a continuación. Comenzamos diciendo que la sal de ajo es fácil incluirla en la dieta, obteniendo un aderezo muy delicioso para la alimentación de cualquier tipo de persona.

La sal de ajo está considerada como un ideal aderezo para platos salados, bien sea sopas o salada, al igual que para sazonar carnes, por lo que incluirla en la dieta básica será una tarea bastante sencilla. Además que cuando el ajo es cocinado, puede que no se perciba su desventaja principal que es el mal aliento. Otro de los beneficios que se pueden destacar de la sal de ajo son sus variados nutrientes.

Este tipo de especia se presenta como una de las más nutritivas y con extraordinarias propiedades para el organismo. La sal de ajo tiene la ventaja de contener pocas calorías, es por ello, que no afecta demasiado la dieta en cuanto a calorías se refiere, además que nos aporta los nutrientes que nuestro organismo necesita para tener un buen funcionamiento.

Por ejemplo si hablamos de una pequeña porción de sal de ajo de 28 gramos podríamos decir que estamos consiguiendo a nuestro organismos importantes nutrientes como fibra, vitamina C, vitamina B6, manganeso, cobre, potasio, entre otros micronutrientes. Es por esta razón que la sal de ajo se considera como una excelente fuente vitamínica, sin tomar en cuenta sus propiedades medicinales directamente.

Sin embargo la sal de ajo no solo destaca por contener propiedades nutricionales, sino que además proporciona ciertos beneficios medicinales que son interesantes conocer. Consumir sal de ajo no solo puede ser adecuado para aportar un sabor diferente a los alimentos. También puede ser perfecto para mejorar la función del sistema inmune. Algunos especialistas de la salud incluso recomiendan mezclar el ajo con otros tratamientos médicos para mayores efectos. Una de las combinaciones más comunes es con analgésicos o antibióticos.

sal-de-ajo-3

Por esta razón es que muchos coinciden en que el ajo representa un excelente aliado para la salud, ayudándonos a combatir muchas enfermedades, entre ellas infecciones, virus y otras tantas similares. La sal de ajo también puede favorecer para reducir los niveles altos de colesterol, lo que puede conllevar a muchas enfermedades como la aterosclerosis.

Otro de los beneficios que nos aporta el ajo es que nos ayuda a aumentar los niveles de insulina en la sangre, esto hace que sea una alternativa ideal para aquellas personas que desean aumentar el nivel de azúcar en la sangre y puede actuar como prevención de la diabetes. La sal de ajo también puede ayudarte a reducir la tensión arterial debido a que contiene algunos compuestos que relajan y dilatan los vasos sanguíneos.

Entre las propiedades que encontramos en la sal de ajo están principalmente las antiinflamatorias efectivas para combatir la inflamación, es por ello, que este tipo de especia suele ser ampliamente utilizado para el tratamiento de trastornos inflamatorios como bronquitis y rinitis. El ajo también es rico en antioxidantes que eliminan los radicales libres del cuerpo reduciendo las posibilidades de sufrir de cáncer.

La sal de ajo también tiene la capacidad de ayudarnos a superar la falta de estrógenos en el organismo. Recordemos que la escasez de estrógenos puede afectar directamente el funcionamiento de nuestros huesos, es por ello, que esta especia puede promover la salud de los huesos. Así ha sido comprobado por muchos estudios científicos. Por último podemos decir que la sal de ajo nos ayuda a mejorar nuestra digestión.

Sal de ajo para hipertensos

Si eres de esas personas que padece de hipertensión o tal vez tienes algún familiar cercano que esté comenzando a presentar problemas relacionados con la tensión arterial esta parte del artículo te puede interesar. Sin duda alguna cuando se sufre de esta patología uno de los factores que debemos tener más en consideración es nuestra alimentación, sobre todo relacionada con el alto consumo de sal, azúcar y de grasas saturadas.

sal-de-ajo-4

Sin embargo en la actualidad podemos decir que existen excelentes aliados para regular la tensión, uno de esos remedios caseros más populares tiene que ver con el ajo, elemento que está considerado como un excelente protector de la salud cardiaca, demostrado así por muchos estudios. Con el consumo de ajo las personas logran reducir el colesterol malo y regular la tensión. Por ello es ideal para quienes sufren de hipertensión.

¿Pero que ocurre con la sal de ajo? Es una opción que debes comenzar a tomar en cuenta si sufres de hipertensión. La alicina es una enzima medicinal que está presente en el ajo y ella es la encargada de ofrecernos muchos beneficios a nuestra salud cardíaca, por ello hay que tenerla en cuenta siempre. Es importante recordar que el ajo siempre ha sido una especia medicinal para culturas antiguas como la griega y la romana, utilizada para curar enfermedades y fortalecer el corazón.

Una de las mejores maneras de usar el ajo en casos de hipertensión es precisamente a través de la sal de ajo, sin embargo debes tener en consideración que algunas presentaciones contienen sal por lo que debes revisar muy bien antes de comenzar a consumir. También no olvides consultar a tu médico de confianza antes de iniciar cualquier proceso de tratamiento casero. (Ver artículo: La pimienta de Jamaica)

Contiene sodio

sal-de-ajo-5

Para poder regular los niveles de sodio en nuestro organismo siempre será necesario incluir en la dieta básica ciertos alimentos que apoyen la salud renal y que permitan depurar el exceso de toxinas. Lamentablemente para algunos, la mayoría de los alimentos contienen sodio, sobre todo aquellos industriales y precocinados. Un consumo exagerado de sodio puede traer consecuencias, una de ellas, la hipertensión.

Pero a pesar de ser recomendado la ingesta moderada de sodio en el organismo eso no significa que vamos a eliminar por completo esta sustancia. En todo caso lo que debes procurar es que no sea en exceso sino de una manera equilibrada. Una buena opción es la sal de ajo, un recurso natural que puede ayudarte a reducir la hipertensión y seguir disfrutando tus comidas sin echar en falta la sal de mesa. Esta sal contiene alicina, que cuenta el corazón y la salud renal.

Dejar Comentario