≡ Menu




Queso cheddar: Origen, características, composición química y mas

El queso cheddar es uno de los productos lácteos mas populares a nivel mundial. A continuación conoceremos las propiedades benéficas de este producto lácteo.

Queso cheddar

Características del queso cheddar

El queso cheddar es una variante del queso obtenido de la leche de vaca cuyas características físicas van a variar según el tiempo de maduración que posea. El queso cheddar se caracteriza por ser un queso cuya maduración puede prolongarse entre 6 meses o incluso años siendo el que sociedad más antiguo el que posea características más finas.

Las características del queso cheddar incluyen olor, sabor textura y consistencia y finalmente el color que identifica dicho que eso y se define según el tiempo que posee en el período de maduración. El queso cheddar se obtiene de manera tradicional mediante el proceso de producción de quesos y gracias a un procesamiento extra denominador cheddarización que le confiere las cualidades que diferencian este queso de otras variaciones de este producto lácteo.

El color del queso cheddar se debe principalmente a los beta carotenos presente en la leche de vaca que en un momento inicial le confiere un color blanco que tiende amarillento pálido y que gracias al proceso de maduración tiende a intensificar su tono amarillo llegando a convertirse incluso a naranjas intensos.

El color de este queso así como puede variar con respecto a la antigüedad del queso, también se puede obtener de forma artificial en menos tiempo gracias a la adición de colorantes que le proporcione el color naranja que es el más característico de los mejores quesos de este tipo. En cuanto al olor que caracteriza al queso cheddar se puede decir que es muy familiar al olor que desprende la mantequilla.

Queso-cheddar-1

Esto se debe principalmente a que el contenido graso del queso su de ser elevado y por lo tanto se acentúa bicolor Gracias a que se concentra la cantidad de ácidos grasos y por lo tanto suele desprender un aroma familiar al de la mantequilla.

Hay que hacer referencia que la leche y de la misma manera otros productos lácteos suelen ser compuesto cuyas condiciones atmosféricas tienden a afectar sus propiedades organolépticas siendo el olor que se afecta con mayor facilidad debido a que la leche suele absorber compuestos aromáticos presentes en la y por lo tanto puede que el proceso de maduración ayude a la concentración de dichos compuestos aromáticos ocasionando que el peso tienda al prender olores diferentes según el lugar donde haya sido almacenado para llevar a cabo su maduración.

Pese a esto el olor que caracteriza al queso cheddar de manera auténtica Debería ser similar al de la mantequilla. La misma manera que ocurre con el color el sabor del queso cheddar va a variar según el tiempo que posee el queso en el proceso de maduración. Se piensa en una relación entre la intensidad del color del queso cheddar y la intensidad del sabor.

Esto quiere decir que mientras más oscuro sea el color del queso cheddar mayor o más intenso será el sabor. Originalmente el sabor que posee este queso consiste típicamente lácteo que se puede comparar con frutos secos como avellanas Y que además tiende a generar un sabor agrio que caracteriza a este tipo de queso.

A pesar de esto existen procesos de fabricación de queso cheddar que en la actualidad incluye la adición de otras sustancias o ingredientes que pueden variaciones en cuanto al sabor del queso cheddar según sea la demanda que exista en el mercado.Queso-cheddar-2

Finalmente la consistencia y el aspecto del queso se da una vez que ha sido madurado se caracteriza por ser un peso consistente con tendencia a la cremosidad, su aspecto una vez terminado su proceso de elaboración tradicional hace referencia a muchos quesos utilizados en series de televisión o imágenes que describen el queso con esfera en su interior.

A pesar de que este sea el aspecto más típico del queso cheddar existe producción de queso cheddar en las cuales no se evidencia este tipo de características, por el contrario se muestra un pacto de color naranja y firme. Cabe destacar que la presentación del queso cheddar va a variar actualmente según el modo en el que es comercializado debido a que existen presentaciones de marcas comerciales de que sociedad y pueden incluir la venta de este queso una vez fundido y envasado. (Ver artículo: La Ciruela)

Origen

El queso cheddar es una variación del peso obtenida por un proceso denominado cheddarización. Dicha variación del peso Data aproximadamente de 800 años de antigüedad. La historia y el origen ubican los principales indicios de fabricación del mismo en la ciudad de Somerset en Inglaterra a finales del siglo 12.

El nombre conferido este queso se debe a los lugares en los cuales se almacena este producto después de su elaboración para asegurar el proceso de maduración del mismo. El queso para ser convertido en quesos cheddar requiere prolongados periodos bajo condiciones constantes de temperatura y humedad que se logra mantener almacenando el queso y las cuevas del pueblo de cheddar.

Por esta razón el producto obtenido de esta maduración se les denomina da queso cheddar. Inicialmente este recurso era designado como un manjar obtenido y disfrutado únicamente ilustres como la realeza. Se tienen registro de hace 800 años cuando el rey Henry segundo gobernaba Inglaterra y llevó a cabo la compra de este queso, declarando lo como el mejor de Gran Bretaña.

Desde entonces la fabricación de este queso se límite para el uso exclusivo de la corte inglesa. Villa traición la compartió el príncipe Juan hijo del rey Henry segundo quien guardaba la misma impresión con respecto a la calidad en cuanto a sabor y otras características de dicho queso. Más tarde en el siglo 16 cuando Inglaterra era reinada por Carlos primero se asentaron registros que muestran la comercialización del queso cheddar de manera libre a cualquier consumidor designando el consumo de este producto lácteo como un privilegio únicamente de la corte.

No es sino hasta el siglo 17 cuando la Reina Isabel permite la exportación de quesos a otras ciudades de Inglaterra, dentro de los cuales se ubicada la comercialización de queso cheddar. De esta manera el consumo de esta y queso empezó a popularizarse en el territorio inglés, pudiendo llegar a Canadá en el siglo 19.

Una vez establecido el queso cheddar en este territorio se inicia el proceso de elaboración de dicha variante de quesos en este país convirtiéndose en un lugar de Gran importancia para la elaboración de este producto y distribución del mismo en otra frontera Fuera de los límites de Inglaterra. De esta manera es así como el queso cheddar se distribuye en el continente americano obteniendo un lugar importante una diferente preparaciones culinarias llevadas a cabo en este nuevo territorio.

Es lógico pensar que actualmente no se produce el queso cheddar únicamente en la ciudad británica de Somerset, sino que al tratarse de un queso bastante popular dado sus condiciones y características, se produce en todo el mundo gracias al conocimiento del proceso que lo identifica denominado cheddarización. (Ver artículo: El Pistacho)

Elaboración

El proceso de elaboración del queso cheddar se lleva a cabo partiendo de la elaboración de un queso de manera artesanal cruda sin pasteurizar. La leche se somete a calentamiento propiciar la formación del cuajo. Una vez que el cuajo esté formado se corta en cubos para garantizar la liberación del suero.

Una vez que se separa el suero de la porción sólida del queso mediante una tela. En este proceso no sólo se pierde la parte líquida sino que se propicia la acidificación ver producto lácteo, para esto es indispensable el mantenimiento óptimo de una temperatura constante. De manera conjunta con seso de eliminación del suero se lleva a cabo el prensado del queso para hacer de este un producto más Compacto.

Este proceso de la acidez del queso se logra con  un aproximado de 0.9% de ácido láctico. Una vez alcanzada el cuajo se fragmenta en jugador más pequeño y se procede a agregar aproximadamente de 2 a 2.5% de una solución salada para propiciar que el que su alcance entre 1.5 a 1.8% de salinidad. Finalmente el queso es moldeado y trasladado a lugares que mantengan temperaturas constantes y humedad relativa que sea invariante. De esta manera se lleva a cabo el proceso de maduración que puede durar de 3 meses a dos años o incluso tiempo más prolongado. (Ver artículo: Mano de Buda)

Propiedades

El queso cheddar es un queso obtenido de la leche de vaca sin pasteurizar, en este sentido de habla de un producto lácteo sido sometido a procesos de maduración y concentración de ciertas sustancias qué son resultado de distintos procesamientos de origen químico.

Por esta razón las propiedades de queso cheddar pueden variar según la manera de elaboración, dado que en la actualidad existen muchas variantes que si bien se basa en el proceso de cheddarización tradicional, tienden a incluir nuevos ingredientes para maximizar ciertas características organolépticas.

Por otro lado otro de los factores que pueden afectar las propiedades del queso cheddar puede ser en la edad y el tipo de queso. No obstante de manera general el queso cheddar gracias a su Constitución química se trata de un producto que posee propiedades beneficios para la nutrición humana dados los componentes que posee su constitución nutrición y que pueden servir para complementar los requerimientos nutricionales del organismo.

queso cheddar

De este modo se puede decir que el queso cheddar se caracteriza por ser un alimento altamente energético gracias a su alto contenido de calorías. Además es de que su posee propiedades benéficas debido a su contenido de minerales calcio el hierro el fósforo y El zinc. Dichos minerales son importantes en distintos procesos metabólicos en especial en la formación y mantenimiento óptimo del sistema óseo.

Esa cantidad de nutrientes también influye positivamente el mecanismo de locomoción debido a que interviene en el metabolismo celular del tejido muscular, además de proveer de calorías el organismo adquiere guía para desarrollar sus actividades el queso cheddar es considerado como un alimento ideal para niños y adolescentes en proceso de crecimiento ya que garantiza cierta cantidad de energía para qué el organismo se desarrolla de manera correcta. Por otro lado se trata de un alimento que posee una cantidad significativa de vitamina A lo cual ayuda el mantenimiento del sistema inmunológico fortaleciendo sistema de defensa del organismo.

Se piensa que el alto contenido de yodo y otras sustancias como ácidos grasos insaturados intervienen en el proceso de regulación de los niveles de colesterol en el organismo y finalmente el alto contenido de proteína del queso cheddar como producto proveniente de la leche lo convierte en un alimento ideal para la formación y mantenimiento de los diferentes tejidos del organismo las proteínas se utilizan como fuente de elementos estructurales celular. (Ver artículo: La Sandia)

Calorías

La obtención del queso cheddar de la misma manera que la preparación de otras especies de queso se lleva a cabo mediante el proceso de concentración de ciertos elementos constituyentes de la leche y en este caso es de origen vacuno. El procesamiento consiste en la formación de un cuajó y la extracción de la parte líquida de la leche denominada suero lo cual permite que se mantenga el contenido sólido que está constituido principalmente por carbohidratos proteínas y lípidos.

Por esta razón este tipo de alimentos suele tener un mayor contenido proteico y lipídico que la leche debido a que se trata de productos que concentra los constituyentes en su constitución. Esto quiere decir que el queso cheddar como subproducto de la leche se trata de un alimento energético debido a su alta proporción de carbohidratos lípidos y proteínas.

Siendo en este caso el contenido graso el que constituye mayor cantidad de porcentaje en relación a las otras macromoléculas que componen la estructura nutricional y química del queso cheddar. Gracias a que este tipo de queso o sea aproximadamente 402 calorías por cada 100 g de queso consumido se puede utilizar como un producto que la una buena cantidad de energía al cuerpo para desempeñar sus funciones de manera regular.

Esto quiere decir que se trata de un alimento ideal para el consumo de niños en desarrollo y personas que requieran un buen suministro de alimentos energéticos como los deportistas para llevar a cabo actividades físicas de grandes demandas calóricas. El elevado contenido de calorías que posee el queso cheddar depende de su gran cantidad principalmente de ácidos grasos que sirven como fuente de carbono que genera la liberación de energía calórica y que se utiliza por el sistema metabólico del cuerpo humano.

En este sentido el queso cheddar es uno de los alimentos que se debe evitar cuando se posee un régimen dietético que tenga el objetivo de disminuir las medidas corporales correspondientes a la talla y el peso. Entonces debe que el alto contenido calórico de queso cheddar no es recomendable para este tipo régimen dietético. (Ver artículo: La Algarroba)

Lactosa

La lactosa es un carbohidrato simple qué forma parte de la Constitución química y nutricional de los alimentos en especial de los productos lácteos como la leche y sus derivados. Sin embargo hay que destacar la existencia de muchos productos lácteos que contienen una baja proporción de lactosa dentro de su estructura química.

Este tipo de alimentos bajo en contenido de lactosa representan grandes beneficios a la salud humana y el consumo de un grupo de persona que tiende a desarrollar intolerancia a este carbohidrato. La intolerancia a la lactosa es una condición clínica que se debe a que el aparato gastrointestinal posee un sistema de defensa constituido principalmente por moléculas que reconocen ciertas sustancias como agentes antigénicos que desencadenan reacciones desfavorables a la salud.

De esta manera en muchos casos la lactosa es reconocida como uno de dichos factores y por lo tanto al consumir productos lácteos o cualquier alimento rico en este azúcar simple Se pueden observar reacciones alérgicas desencadenadas por dichos alimentos. Por esta razón es importante destacar la presencia de cierto grupo de alimentos de origen lácteo que permiten a las personas obtener los componentes vitamínicos y proteicos de los productos derivados de la leche sin el riesgo que implica el consumo de elevadas proporciones de lactosa.

El queso cheddar se considera un tipo de queso cuyo procesamiento y periodo de envejecimiento implican una degradación en las moléculas de lactosa y por lo tanto disminuye considerablemente el porcentaje de este carbohidrato dentro de su Constitución haciéndolo apto para el consumo de las personas con intolerancia a la lactosa.

El queso cheddar tradicional envejecido por largos periodos de tiempo posee mucho menos de un gramo de lactosa por porción de queso servido. Esto quiere decir que el contenido de lactosa que se puede obtener tras el consumo de este tipo de queso suele ser mínimo y por lo tanto no representa un gran peligro ante la condición clínica de intolerancia a la lactosa. (Ver artículo: Tomate de árbol)

Información nutricional

El queso cheddar es famoso por sus características como sabor y color. Sin embargo características físicas del queso cheddar, este también es conocido por su cantidad de nutrientes y por lo tanto por los beneficios que trae su consumo a la salud humana. El contenido nutricional del queso cheddar se caracteriza principalmente por ser un alimento rico en macronutrientes que garantizan una gran cantidad de energía calórica para el organismo.

Esto se debe principalmente a que el queso cheddar está conformado por una gran proporción elementos lipídicos y proteicos. Este sentido por cada 100g que se consuman de queso cheddar se están obteniendo aproximadamente 33 G de elementos grasos totales. Estos compuestos lipídicos darán dividen en ácidos grasos y colesterol siendo este último el que se encuentra en menor proporción con aproximadamente 105 mg.

queso cheddar

Los ácidos grasos se dividen en grasas ácidos grasos saturados con 21 gramos por cada 100 gramos de queso consumido, y ácidos grasos poliinsaturados y mono insaturados de los cuales se obtiene 9.9 gramos contenidos en 100 gramos de queso. Por otro lado el queso cheddar aporta aproximadamente 25 G de proteínas es la principal fuente de elementos nitrogenados y aminoácidos esenciales para el organismo.

Por último en el orden de las macromoléculas se encuentran los carbohidratos de los cuales se consumen aproximadamente 1.3 gramos constituido principalmente por azúcares simples como la lactosa, destacando la inexistencia gases o la escasez de elementos fibrosos en este tipo de alimentos.

Hablando de micronutrientes por otro lado, se describe la composición nutricional el queso cheddar como un conjunto de minerales y vitaminas que se encuentra en gran proporción dentro de los cuales se encuentra el sodio y el potasio como los principales minerales que se adquieren tras el consumo de este queso, al igual que el calcio y el fósforo seguido por el magnesio, el hierro y el zinc. Por último el queso cheddar es rico en vitamina D vitamina b6 y B12 el mantenimiento del sistema inmunológico la formación de los huesos y nuevos conjuntos celulares.

Composición química

Químicamente la estructura del queso cheddar muestra una composición orgánica rica en elementos lipídicos de cadenas largas. Esto quiere decir que la estructura química del queso cheddar está constituida principalmente por ácidos grasos insaturados y saturados. Al hablar de saturación es ácidos grasos se está haciendo referencia a la calidad y energía que tienen los enlaces de carbono que constituyen las cadenas de los lípidos.

El nivel de saturación también va a indicar la cantidad de energía que se requiere para degradar o metabolizar dichos elementos lipídicos por lo tanto los ácidos grasos mono insaturados y poliinsaturados pueden ser considerados como de mayor beneficio a la salud debido a que el metabolismo humano suele procesar este tipo de elementos grasos con mayor facilidad.

Por otro lado la estructura química del queso cheddar muestra una compleja composición de elementos proteicos dentro de los cuales se incluye la lacto albúmina y la caseína como principales Constituyentes. La caseína Qué es la proteína más abundante de la leche está constituida por una fracción lipídica y una fracción proteica que suele agruparse en forma de micelas guardando la proporción lipídica hacia el interior de estas Burbujas de proteína y la porción de proteínas hacia el exterior del modo que puede estar en contacto con la parte fluida de la leche.

Sin embargo durante el proceso de formación del queso cheddar se produce la fermentación de la leche y se separa gran parte del contenido acuoso de la misma para dar origen el cuajo cuyas ideas aumenta rompiendo la estructura de micelas dejando libre en la porción lipídica de la caseína. El proceso de fermentación de la leche para la producción de queso produce la acidificación de esta mezcla y la producción de ácido láctico a partir de las moléculas de carbohidratos presentes en la leche.

Esto no implica que los carbohidratos sean escasos en el queso cheddar por el contrario se encuentran sin embargo en menor proporción debido a que un elevado porcentaje de glucosa y lactosa contenidos en la leche se utilizaron por los microorganismos de los cuales depende la fermentación para la producción de ácido láctico lo que genera la acidez característica de los quesos.

Finalmente la estructura química de los quesos encierra un alto contenido de minerales Asociados a las proteínas y otras moléculas del queso cheddar. En este sentido se habla de una mezcla de factores orgánicos y componentes Bioinorgánicos esenciales para el desarrollo del metabolismo humano.

Es decir que químicamente compuesto por carbohidratos proteínas lípidos y una mezcla de oligoelementos dentro de los cuales los más importantes son el calcio el fósforo el potasio el sodio gran cantidad de compuestos de bajo peso molecular que se agrupan dentro del conjunto de vitaminas.

Usos

El queso cheddar se caracteriza por tener un sabor típico que lo identifica y diferencia de entre otros tipos de queso. Por esta razón el queso cheddar es utilizado en diferentes preparaciones gastronómicas dado al aporte que provee a dichas preparaciones en cuanto a consistencia color y sabor.

Se trata de un peso que se puede usar principalmente para el consumo de diferentes maneras. Su consumo puede llevarse a cabo de forma natural es decir consumiendo este producto por sí solo. No obstante el uso que se le da de forma más cotidiana al queso cheddar es principalmente como parte o ingrediente de diversas preparaciones. Al tratarse de un alimento energético es ideal para formar parte de diferentes desayunos para la alimentación balanceada de los diferentes integrantes de una familia.

No obstante en la actualidad existen variantes que utiliza el queso cheddar como base para diferentes preparaciones de cremas que pueden ser utilizadas en diferentes ámbitos como parte presentaciones de productos gastronómicos. Esto quiere decir que puede ser utilizado en la preparación de pizzas cremas pastas entre otras receta. Existe también la posibilidad de usar el queso cheddar picado en cubos como parte de una serie de alimentos que ayudan a combatir la ansiedad debido a la sensación de saciedad y la liberación de endorfinas que produce el consumo tipo de alimento.

Esto quiere decir que el consumo de uno o dos cubos de queso cheddar puede ayudar a que el sistema de regulación hormonal del organismo que produce la sensación de tranquilidad en el cuerpo los aspectos a nivel de sistema nervioso que produce el estrés o la ansiedad.

Dejar Comentario