≡ Menu




Chile Poblano: origen, calorías, propiedades, y todo lo que debes saber

El Chile Poblano es la dominación mexicana del Capsicum Annum. Es una especia que también es conocida como chile, ají,chile corazón, miahuateco, joto, ají, roque y pimiento, que tiene mucha fama en la gastronomía de México y muchos lugares de Suramérica. En este blog hablaremos del chile poblano para que te informes de todo lo necesario para consumir este gran alimento.

Chile Poblano

El Chile Poblano

El chile poblano es el nombre tradicional que se le da en México a una de las diversas variedades del científicamente llamado Capsicum Annuum. En su estado natural y fresco también se le denomina en algunas de las regiones de México como chile ancho o chile corazón. El nombre “poblano” se da porque sus primeros cultivos se dieron en Puebla, México. Esta variedad de chile es uno de los que tiene mayor producción seguido del jalapeño y el serrano.

En Venezuela el chile poblano es conocido por la población como ají. En Italia se denominan como peperonccinos o ajines, tanto los que son muy picantes secos y los semisólidos para proporcionar el sabor y el picor de su salsa «matricciana». En la gastronomía venezolanas se ha adoptado el chile poblano en muchas de sus recetas de platillos tanto tradicionales como los que no lo son.

Este alimento es uno de los orgullos nacionales en México y es muy utilizado en la mayoría de sus platillos típicos, dándole el toque picante que distingue la gastronomía nacional de este país. Se ha extendido esta especia a través de todo el continente americano dando gustos a los platillos de muchas cultural en el territorio condimentándolos y aportándole nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

Las personas que son alérgicas al látex y a los frutos tropicales como lo son el kiwi y la banana, tienen altas probabilidades de ser alérgicas también el chile poblano por razones desconocidas hasta ahora. (ver articulo: el kiwi)

Esta variedad de chile tiene un bajo contenido de capsaicina, lo que hace que no presente un sabor tan picante y es más carnoso. Es un ingrediente muy importante en la gastronomía mexicana y por el tamaño que tiene es perfecto para preparar uno de los platillos tradicionales de México que son los chiles rellenos. También es uno de los ingredientes protagónicos de los chiles nogada.

El chile poblano tiene dos tipos de variedades diferentes que son; los chiles anchos y los chiles mulatos. Para poder diferenciarlos entre si se debe ser su color y se distinguen por su sabor. El chile mulato es de color café y el chile ancho es de color rojizo a contraluz.

El chile poblano fresco es bastante carnoso y tiene un tamaño grande con una forma cónica, aplanada en la que se ven ondulaciones. Su color generalmente es de un verde oscuro y brillante, y puede tener más variedades que Su Es el chile que más se utiliza en la cultura mexicana y allí se siembran cientos de hectáreas. También es común su preparación en rajas que se comen solas y otras recetas tradicionales de México y hasta otros países. Lo utilizan como condimento de las sopas y en la gastronomía mexicana cualquier receta que se agregue en su nombre “a la poblana” quiere decir que entre sus ingredientes está el chile poblano.

En el año 2015, se inició la cosecha de Chile Poblano en la temporada del chile que se tenía pensado, según el delegado de la Sagarpa, Alberto Jimenez Merino, que se podrían cultivar 197 hectáreas que darían una producción aproximada de unas 1.412 toneladas del chile poblano. Toda esta producción se estima que daría una ganancia de unos 12 millones de pesos mexicanos.

Los municipios mexicanos productores del chile poblano son; San Salvador del Verde, San Martín Texmelucan, San Matías Tlalancaleca, Tehuacán y Calpan, donde los cultivos inician al inicio de cada año. Uno de los productores del chile poblano en México explico que; el proceso para la siembra de chile poblano inicia desde enero cuando se siembra la semilla, luego pasan por un proceso de selección que depende del tamaño de cada chile, entre los que se seleccionan los que presentan un mejor tamaño, se le extrae la semilla y se siembra.

Todo el proceso aplicado se tarda aproximadamente un mes y medio que, en este tiempo, la planta puede legar a medir unos 25 o 30 centímetros aproximadamente. El rápido crecimiento depende de la preparación apropiada de la tierra y el paso del tiempo.

En la actualidad los estados mexicanos que más producen el chile poblano son Chihuahua, Aguas calientes, Durango, Colima, Puebla, Sinaloa y Jalisco. Solo una hectárea, puede llegar a producir hasta 15 toneladas aproximadas de chile poblano. Los productores experimentados dan seguridad de que las temporadas de julio, agosto y septiembre se incrementa la venta del chile. (Ver articulo: el tejocote)

El chile poblano era utilizado en la historia prehispánica para sanar las molestias de garganta por su alto contenido de las vitaminas C que sen los estudios de sus nutrientes el chile poblano posee 200 mg aproximados de vitamina C en cada pieza.

Esta especia se puede encontrará con mucha facilidad en su estado mas fresco y se puede dejar madurar hasta su color rojo muy vivo. Al dejarlo secar se transforma en chile poblano ancho. Otra de las variedades del chile poblano que es de color mas oscuro, cuando se deja madurar mucho se torna color marrón y cuando se deja secar se convierte en chile mulato.

Chile ancho

El chile ancho, uno de los tipos de chiles secos que son más utilizados en México para preparar platillos como los guisos, los moles, las salsas, los adobos, entre otras recetas. Presenta un color rojo oscuro, puede medir entre 12 y 15 cm aproximados de largo; con frecuencia es confundido con la variedad de chile mulato, tiene un sabor distintivo que tiene un grado de picante que varía bastante, desde  fuerte hasta poco menos picante.

Chile mulato

El chile mulato es un chile que se usa de manera que roza lo exclusivo de manera seca. Tiene un color oscuro y una forma triangular, puede medir en promedio 10 centímetros aproximados de largo y unos 5 centímetros en la parte de su extremo más ancho. Aunque es muy similar al chile ancho, presenta un sabor ligeramente más dulce. Se emplea frecuentemente en conjunto con otros tipos de chiles secos.

Beneficios del chile poblano

El chile poblano tiene muchos compuestos que son beneficiosos para la salud de las personas. En muchas tradiciones ha sido utilizado como un tratamiento natural para las ulceras gástricas, el reumatismo, la alopecia y la diabetes. En muchos estudios se han descubierto muchas acciones beneficiosas en el sistema gastrointestinal a niveles del vaciamiento gástrico, estimula la flora del intestino y mejora la absorción de los nutrientes de los alimentos, ayuda a incrementar la salivación y todas las secreciones del cuerpo como las intestinales, las hepáticas y las del páncreas, cosa que ayuda al proceso de la digestión.

El chile poblano se puede consumir en jugos incluyendo toda la especia con las semillas. Esto ayuda a bajar de peso acelerándolo hasta un 16% y esto traer como consecuencia la disminución de la grasa del abdomen hasta un 21.1%. Para que este jugo haga estos efectos se debe consumir constantemente por 12 semanas aproximadamente.

Esta especia tiene contiene capsaicina entre sus componentes que tienen acciones terapéuticas muy importantes y junto a ella va los derivados de cinnamicos, aminoácidos y trigonellina. Ademas el chile poblano es una gran fuente de vitamina E y C, pro vitaminas A, carotenoides, diversos fenólicos y flavonoides.

Todos estos componentes ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares porque baja los altos niveles de triglicéridos, el colesterol total y el LDL. Hay que tener en cuenta que al consumirlo regularmente el aporta un incremento en las calorías de un 300 a casi 800 calorías.

Este es un alimento muy bueno para todo tipo de personas por sus beneficios. Hubo una epoca en la que el chile poblano tuvo una mala fama por su sabor picante y se creia que era dañino para salud.

Pero la verdad es que el chile poblano es un alimento que aporta muchos nutrientes a las recetas en las que se utiliza dandole mas poderes nutritivos. Los platillos que no tienen muchos nutrientes puedes incrementar todos los beneficios por ser aliñados con este maravilloso alimento.

Nutrientes del Chile poblano

El chile poblano aporta una buena cantidad de nutrientes que son bastantes notables en la salud, entre ellos son los que aporta su vitamina C o también conocida como ácido ascórbico. Una pieza de esta especia puede llegar a tener hasta más de 200 mg de vitamina C, lo que representa 3 veces más de la dosis diaria de esta vitamina recomendada.

La vitamina C tiene acciones antioxidantes que protege de los daños que causan en el organismo los radicales libres que son creados por una mala alimentación, el vicio de fumar y hacer ejercicio en exceso. Estos radicales libres pueden producir diversas enfermedades y hacer que se desarrollen unos tipos de cáncer. Esta vitamina también ayuda a la fabricación de colágeno en el organismo que es esencial para los huesos, las encías y los vasos sanguíneos.

La mejor absorción del hierro también es mejorada por la vitamina C, por esta característica el chile poblano se recomienda para combinarlo con alimentos y platillos que sean altos en hierro como la carne y los frijoles. Cuando el chile poblano esta verde, su color se presenta por los contenidos de clorofila que tiene. Este compuesto también actúa como antioxidante, pero se pierde fácilmente cuando se somete a procesos de cocción.

El chile poblano también es un alimento que aporta muchos niveles de fibra, al igual que muchas otras especias y verduras. La fibra que contiene es soluble e insoluble, este tipo de fibra ayuda a regular la glucosa en el torrente sanguíneo al igual que el colesterol.

Esta especia también contiene vitamina A, C, B2, B6 y E. Tiene altos contenidos de calcio, niacina, magnesio, potasio, fósforo y es una gran fuente de bioflavonoides y betacaroteno que también aportan acciones antioxidantes y anticancerígenas.

Al mezclar el chile poblano con jugo de zanahoria y espinacas puede actuar como medicina natural para eliminar los gases y los residuos de los intestinos. También contiene magnesio lo que es muy importante para los nervios musculares. (Ver articulo: la zanahoria)

Tabla de valor nutricional

El chile poblano tiene una composición nutricional que se presenta de esta manera por cada 100 gramos.

Composición Cantidad (gr) CDR(%)
Kcalorías 357 18.7%
Carbohidratos 34.84 11.2%
Proteínas 14.8 30.9%
Fibra 20.9 69.7%
Grasas 12.95 24.4%

 

Minerales Cantidad (mg) CDR(%)
Sodio 34 2.1%
Calcio 180 15%
Hierro 23.6 295%
Magnesio 0 0%
Fósforo 350 50%
Potasio 2340 117%

 

Vitaminas Cantidad (mg) CDR(%)
Vitamina A 6.04 671.2%
Vitamina B1 0.65 54.2%
Vitamina B2 1.74 133.8%
Vitamina B3 18.4 0.1%
Vitamina B12 0 0%
Vitamina C 0 0%

Las propiedades que aporta la capsaicina

El chile poblano es un alimento que tiene en sus componentes la capsaicina que es característica de los chiles.  Este componente es el que le agrega el sabor picante a los chiles.

Este componente tiene un doble efecto en el cuerpo humano, debido a que tiene un aporte antibiótico completamente natural y muy eficiente por esta característica, los alimentos en los que se incluye esta especia se convierten en alimentos mas nutritivos.

El otro efecto que aporta al cuerpo humano es su acción analgésica que, según la ciencia, reduce la acción de los mensajeros químicos que causan el dolor que son denominados sustancia P. Este aporte a la salud puede ser utilizada como tratamiento natural pos-operatorio después de amputaciones o para tratar la artritis.

También lo utilizan para hacer los bálsamos para pieles irritadas por herpes o por soriasis.

Desmintiendo los mitos de los chiles que antes se creía que por su contenido picante eran perjudiciales para la salud, en realidad es muy bueno para los diversos problemas estomacales y tiene muchos beneficios para todo el procesos digestivos estimulando la mucosa estomacal y las funciones de la vesícula biliar.

chile poblano

¿Lo pueden tomar todas las personas?

Los beneficios del chile poblano son muy buenos para todo tipo de personas como, por ejemplo:

  • Mujeres embarazadas
  • Los niños
  • Personas que necesitan dietas hipocalóricas
  • Control de peso.
  • Dietas de adelgazamiento
  • Personas que necesitan dietas hiposódicas
  • Estreñimiento
  • Dietas con bajo aporte de grasa
  • Hipertensión
  • Hiperuricemia
  • Gota
  • Cálculos renales
  • Retención de líquidos y oliguria
  • Colesterol
  • Diabetes
  • Enfermedades reumáticas
  • artritis
  • tuberculosis ósea.

Época de Plantación

El chile poblano de una producción mas abundante dependiendo de las condiciones climáticas de cada zona, en el siguiente cuadro se presenta en cada zona de México.

Región Temporada de Transplante Temporada de Cosecha
Norte de Guanajuato
(San Luis de la Paz, Dolores Hidalgo), Querétaro
Marzo – Mayo Julio – Septiembre
Bajío (Guanajuato) Marzo – Abril Junio – Agosto
Zacatecas Marzo – Mayo Julio – Septiembre
Yurécuaro, Michoacán Julio – Inicios de Agosto Noviembre – Diciembre
Tacámbaro, Michoacán Fines de Junio – Julio Octubre – Noviembre
Villa Unión, Sinaloa Mediados de Agosto – Octubre Diciembre – Febrero
Jalisco Junio Septiembre – Octubre

Cultivo

Los chiles poblanos en las diferentes zonas del mundo se cultiva en la temporada de enero o marzo, para iniciar su cultivo es necesario hacerlo en semilleros protegidos. Tiene un desarrollo que es algo lento, por lo que es recomendable plantarlo con tiempo para que se produzca una buena cosecha el llegar la temporada de verano

Para plantalos en la tierra es necesario hacer un trasplante de ellos hacia la maceta o suelo definitivo donde se va a dejar crecer, esto puede ser en los meses de abril o mayo que es donde las temperaturas mínimas pueden superar los 15 grados centigrados según la zona. Pasados los dos meses de la siembra definitiva el tamaño que debe tener la planta al trasplantarla debe ser el que presenta una 6 u 8 hojas.

Se pueden recoger los primeros chiles en el mes de julio si se realizo el cultivo en la temporada temprana en el momento del cultivo en los semilleros protegidos. La cosecha se puede extender hasta los meses de octubre o hasta que bajen las temperaturas del clima. En las zonas del mediterráneo pueden adelantarse las recolecciones hasta un mes antes o alargarse un mes después en las demás zonas.

Durante los meses cálidos es recomendable el cultivo al aire libre y se pueden tener los chiles en la temporada de invierno. Y los meses de invierno en donde no se hayan presentado los chiles es bueno hacer el cultivo en invernaderos.

Marco de plantación

El chile poblano es una especia que se comporta de buena manera cultivándola con la técnica a doble hilo, si se le aplica un riego por goteo y una hilera utilizando riego por gravedad. Si se plantan varias plantas de chile poblano se deben separar con una distancia de 35 a 40 centímetros.

Una de las especificaciones que hay que tener en cuenta al cultivarlo es hacer surcos de camas altas para la planta, sobre todo cuando crece en épocas de lluvia, debido a que este tipo de chile es bastante débil al los excesos de la humedad o los encharcamientos.

Evitar que la planta sufra de excesos de humedad ayuda a prevención de las enfermedades que puede sufrir la planta en sus suelos como la Phytophthora Capsici.

Riego y fertilización

El riego de una planta es lo mas fundamental para el crecimiento de la misma. Es necesario que se tengan en cuenta los riegos que son necesarios para cada tipo de planta y el cultivo del chile poblano tiene un riego que debe ser muy cuidadoso porque es sensible a los encharcamientos y se debe tener sumo cuidado, porque si no se lleva bien su riego puede hacer que se enferme o que muera.

Si el cultivo realizado se trata con bajo riego rodado se recomienda añadirle un fertilizante que este nitrogenado y con bastante fósforo en el suelo donde se planta para preparar los surcos.

Es necesario mantener un constante  monitoreo de la planta para saber la humedad del terreno de plantación y la cantidad de riego que se le aplica a los cultivos debido a que esta planta presenta raíces bastantes grandes y vigorosas, tiene un tallo leñoso que debe tener un contante suministro de humedad moderado para poder logran el buen y saludable desarrollo.

Lo más recomendable es regar la planta una vez a la semana o cada 10 días, periódicamente se le deba aplicar calcio, Boro y Magnesio para aportarle consistencia, un buen amarre y da un color vivo al fruto. Se le deben aplicar micro elementos de una manera periódica como el Zinc, Fierro y Boro por ser una planta vigorosa, estas aplicaciones son importantes hasta el momento de la floración para logar una muy buena fructificación.

Consideraciones para el cultivo

A diferencia de las otras variedades que tienen una polinización abierta, el chile poblano tiene muchas labores culturales de fertilizaciones que no son tan espaciadas en el tiempo. Los riegos deben ser continuos con una fertilización bastante oportuna, es especial antes de aplicarle un amarre a los frutos y en el crecimiento de los ellos.

También es bueno tener en cuenta que el chile poblano es una variedad que a las dos o cuatro semanas de su plantación son mas rápidas que las de las variedades que tienen polinización abierta.

Plagas y enfermedades del chile poblano

Los chiles poblanos son resistentes a las plagas pero es muy importante tenerlo en optimas condiciones y monitorearlos constantemente, debido a que si no se tiene un buen cuidado de la planta pueden afectarlo ciertas enfermedades.

Las plagas más frecuentes que pueden afectar la planta del chile poblano son los pulgones, las arañas rojas y algunos tipos de orugas.

  • Para combatir los pulgones es recomendable hacerle a la planta pulverizaciones que sean base de jabón potásico.
  • En el caso de que lo afecte la araña roja, lo más recomendable es el empleo de azufre.
  • Y si se presentan gusanos del suelo, se rocían las hojas y los tallos con extractos de Neem o con Bacillus thuringiensis.

Para lograr prevenir las enfermedades causadas por  los hongos, es recomendable controlar el riego y en caso de que se presenten épocas de lluvias muy frecuentes se pueden realizar tratamientos preventivos que se hacen con un fungicida que son a base de cobre.

Recetas con el Chile Poblano

Por su alta producción en el mercado mexicano después del serrano y el jalapeño, el chile poblano es muy bien aprovechado por su bajo grado de picosidad y su carnosidad. Se utiliza en cremas, salsas, chiles rellenos, entre otras recetas deliciosas con este alimento.

A continuación se mostraran diversas recetas que se preparan con este maravilloso alimento.

Chiles poblanos rellenos de queso y de sardina

Ingredientes (para la receta con 8 chiles)

  • 8 chiles poblanos
  • 400 gramos de queso Oaxaca
  • 4 sardinas
  • 1 cebolla mediana
  • 400 gramos de queso fresco
  • 125 mililitros de crema
  • Mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de cocina

Procedimiento

Se deben tostar los chiles en comal y luego cuando estén dorados se retira el comal. Se deja reposar unos minutos para que se enfríen. Luego se rocían los chiles con aceite de cocina y se meten en unos minutos en bolsas de plásticos para que suden y se facilite el proceso de pelarlo. Luego se pelan, se lavan y se desvenan.

Durante todo el proceso anterior se debe poner a precanlentar el horno que se va a usar a unos 300 grados.

Se rellenan los chiles con queso y cuatro de ellos con sardinas. Se utiliza un refractario de vidrio grande y se engrasa con mantequilla. Se colocan los chiles ya rellenos en el refractario y se espolvorea con la sal y pimienta al gusto.

Se corta la cebolla en rodajas y se colocan encima de los chiles. Se corta el queso panela en forma de cubos y se colocan también sobre los chiles rellenos. Se vierte la crema en toda la preparación y se tapa todo el refractario con el papel de aluminio.

Se introduce la preparación en el horno a 300 grados por un periodo de media hora. Se retiran del horno cuando se vea que está bien cocido y se deja reposar unos minutos para poder servirlo y disfrutarlo.

Chiles poblanos con relleno vegano

Ingredientes

  • 6 chiles poblanos pequeños, cortados longitudinalmente (sin semillas)
  • 1 cebolla
  • 1 jitomate grande, cortado en cubitos
  • 1 taza de quinoa cocida
  • 1 lata de frijoles negros, escurridos y enjuagados
  • 1 taza de maíz dulce
  • ½ cucharada de comino
  • ½ cucharada chile chipotle en polvo
  • 1 taza de queso vegano
  • Sal
  • Pimienta

Procedimiento

Se cocina la quinoa de acuerdo a las instrucciones que se presentan en el empaque . Cuando la quinia esta lista, se enciende la estufa y se calientan los chiles poblanos por un periodo de 5 minutos hasta que la carne del chile quede suave. (Ver articulo: El Jamón)

En el sartén, se calienta solo una cucharada del aceite y se agrega la cebolla; se cocina durante un periodo de 5 minutos hasta que quede suave. Se agrega la quinoa ya cocida, los frijoles negros, el jitomate, granos de maíz, el comino, el chile chipotle en su presentación en polvo, una pizca de sal y pimienta al gusto. Se revuelve muy bien hasta que todos los ingredientes queden muy bien condimentados.

Se rellenan los chiles con la mezcla realizada y luego se espolvorea el queso el momento antes de llevarlos cocinar al horno. Se dejan reposar en el horno durante un periodo de 20 minutos a unos 300 grados que harán que el queso derrita. Finalmente, a degustar.

Dejar Comentario